Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. | VER MAS

Ranking Casinos

Casa Valoración Bono
No hay datos disponibles

Consejos para ganar a los dados

Consejos para ganar a los dados Juegos Casino

Seguramente a los que ya sigáis nuestros artículos desde hace tiempo os sonará el nombre de la estrategia del título. Y es que la Martingala es uno de los sistemas más conocidos no solo para los dados, sino para todos los juegos de azar en el casino, como podría ser también la ruleta. De hecho, al ser un sistema de apuestas y no estar definido en el propio juego, puede utilizarse con cualquiera de ellos. Atañe simplemente a la forma en la que debemos apostar para ganar el máximo beneficio posible, que es la parte que podemos controlar del juego.

Las estrategias en los juegos de azar con respecto a las jugadas no sirven de nada, por el simple hecho de que no tenemos capacidad de decisión sobre dichas jugadas, solo sobre las apuestas que realizamos. Por tanto, debemos centrarnos en esas apuestas para conseguir nuestro beneficio, que es el objetivo de cualquier jugador. Y la mayoría de ellos utilizan o han utilizado alguna vez la estrategia Martingala, al ser la más conocida de todas. Y eso no significa que sea la mejor, solo que se ha extendido más y es muy popular.

La estrategia Martingala en las apuestas de dados

En el anterior artículo ya repasamos todas las apuestas posibles que podíamos realizar en una partida de dados, siendo diferentes con respecto a la primera tirada o a las siguientes. Por no repetirnos, la primera apuesta obligatoria era la línea de pase, y se debía hacer antes de la primera tirada. Normalmente se ganaba con un 7 o un 11, se perdía con un 2, 3 y 12 y se empataba con los demás números. Si aparecía uno de esos números, inmediatamente se convertía en el punto, y ahora el objetivo era obtener ese mismo número antes de que volviese a aparecer un siete, conocido como siete fuera.

Existen muchísimas apuestas que se pueden realizar en los dados, pero la martingala no nos va a decir cuál tenemos que elegir en cada momento. Simplemente es un sistema que aboga por doblar la cantidad de la apuesta cada vez que se pierda, en un claro intento de recuperar las pérdidas. Esto es, si jugamos una apuesta de cinco euros, por ejemplo, y perdemos, en la siguiente apostaremos 10, para recuperar la apuesta en caso de ganar. Si volvemos a perder, la nueva apuesta será de 20, para recuperar todo lo perdido anteriormente, y así hasta que ganemos un beneficio suficiente.

Por supuesto, esta estrategia tiene lagunas bastante evidentes, como el hecho de que al doblar cada vez las apuestas, vamos a necesitar un bankroll bastante importante para poder hacer frente a una serie de partidas perdidas. Es cierto que no es probable perder tantas veces seguidas, pero al doblarse las apuestas, una mala racha puede acabar con todo nuestro depósito rápidamente… En el caso de una buena racha, la martingala nos aconseja mantener siempre la misma apuesta y conservar lo ganado como beneficio.

Muchos jugadores utilizan la martingala, pero lo hacen con cabeza, por ejemplo, no apostando grandes sumas, para que al doblarse no se hagan tan grandes hasta pasadas una partida (en lugar de apostar 5 apostamos solo 1). Además, hay que saber cuando parar, como con cualquier otra estrategia, porque de lo contraría podemos sufrir una auténtica escabechina en nuestros fondos. Si vemos que nos es nuestra noche y que por más que lo intentamos no recuperamos las pérdidas, mejor dejarlo antes de que sea demasiado  tarde. Por ello es útil tener un punto de retirada, que puede ser un valor, por ejemplo, del 70% de nuestro depósito, para que una vez lleguemos a él dejemos de jugar, en vista de que podemos perder todo nuestro dinero.